Aprende a contar las historias que tus clientes

quieren escuchar

(aunque aún no lo sepan)

Storytelling con sentido y con mucha oreja.

¿Sabes cuál es el obstáculo más grande en Internet en tu camino hacia tus clientes?

El ruido.

Imagina que estás en un local cerrado con gente y música alta y apenas puedes hacerte entender con la persona que está a tu lado.

Alzas la voz, gritas y te acabas dejando las amígdalas en una conversación de la que ni tú te estás enterando.

Al día siguiente te levantas con la voz de Manolo El Camionero y se te quitan las ganas de hablar por una semana.

En Internet pasa algo parecido, aunque con miles y miles de voces hablando a la vez. 
 
Entre esas voces, también está la de tu primo de Alcalá enseñando musculitos en Instagram, la de tu vecina del quinto haciendo torrijas en Facebook y la del tipo que ha conseguido vender el chicle de Britney Spears por 14 mil dólares (no es coña).
 
Con tantas voces hablando al mismo tiempo, acabamos tapándonos los oídos. Solo nos quitamos las manos de las orejas cuando una de las voces toca las teclas oportunas.
 
¡Por fin una melodía!
 
A ver, no es que yo sea Beethoven, ni esto va de solfeo. Solo soy consciente de que recibimos unos 5.000 mensajes publicitarios al día. Teniendo eso en cuenta, es normal que seleccionemos lo que queremos que entre por nuestras orejas.
 
✅ Lo que nos suena bien, dentro.
 
❌ Lo que nos chirría, fuera.
 
¿Y sabes una cosa?
 
La mayoría de mensajes que dejamos entrar son los que cuentan bien una historia. 
 
Entonces, si quieres llegar a las orejas de tu cliente, sería buena idea aprender a comunicar con historias.
 
¡Ojo! Que quede claro que no soy la persona que más sabe de comunicación. Ni tengo el bolso de Mary Poppins lleno de asombrosas plantillas para contar historias, palabras mágicas hipnotizadoras y fórmulas infalibles para vender como churros. 
 
Solo soy alguien a quien le chiflan los temas de storytelling, persuasión, copywriting, psicología de ventas… En definitiva, la comunicación en los negocios online bien hecha. 
 
Y todos los días aprendo algo nuevo que aplico a mi negocio y al de mis clientes 
 
Veo lo que funciona y lo que no, qué teclas hay que tocar y cuáles no para que te escuchen con las dos orejas.
 
Si eso te interesa, te lo cuento en mi newsletter.
 
Apuntarse es gratis. Desapuntarse, también. 
 
.

¿Qué teclas toca esta newsletter?

🎹 Cómo COMUNICAR MEJOR con historias

Lo vas a ver con una historia en cada email que recibas. Esto no va de tirar la piedra y esconder la mano.
 
Las historias son la manera más efectiva de hacer llegar tu mensaje, el mío y el de fulanito el de los palotes.
 
Lo verás pasito a pasito, suave suavecito, poquito a poquito, sin rompecabezas que te dejen en estado de parálisis por análisis ni te revienten la cabeza como a un melón.
 

🎹 Cómo DESTACAR con historias

Más que un taco con maracas bailando. A ver, para destacar tu mensaje no necesitas bailar (si eso no es lo tuyo). Ni tacos. Solo me hacía gracia la comparación. 
 
Tampoco hace falta dejarse llevar por modas ni tendencias para diferenciarte de tus competidores que si lo piensas… ¿no estarían haciendo lo mismo? A ver. Son tendencias.
 
Esto no va de acabar haciendo lo mismo. Aquí las modas las marcas tú.

🎹 Cómo VENDER sin vender con historias

Esto no es tan difícil. A la gente le gusta comprar historias. Las historias nos ayudan a entender la realidad. Somos así. Nos gusta darle sentido a las cosas. 
 
No hace falta que seas Steve Jobs ni la ex vicepresidenta del General Electric. Si sabes contarlo, sabes venderlo.
 
Vas a ver en acción qué fácil es deslizar tus productos o servicios en esas historias sin calzador ni vaselina. Todo natural.

Pon la oreja que esto te interesa...

👂Desde el día en que te apuntes a la newsletter, vas a recibir un email diario con algún consejo sobre storytelling y ventas que puedas aplicar a tu negocio.
 

👂Estará bien trabajado sin los “Holaaaaaa qué tal? Lo pasaste bien el fin de semana  [Dolores Fuertes De Barriga]?” ni gifs que te ilustren lo que se diga. Las imágenes las pone tu cabeza. No hay mejor directora de fotografía que ella… ¡Ojo! Que pueden entrarte ganas de desfilar por mi pasarela de pago de PayPal.

👂 Información de tu interés, cómoda y servida en bandeja (nunca mejor dicho) en la bandeja de entrada de tu correo electrónico para evitar altos riesgos de dispersión por navegación y/o naufragios interneteros. 

👂 Fácil de digerir para que no te produzca dolor fuerte en la barriga (y si lo produce que sea por las risas, nada más). Cada email no te llevará más de 3 minutos.

👂 A través de historias entretenidas para que las ideas se te queden pegadas como un velcro a un chaleco de lana. 

¿Dónde hay que firmar?

Aquí con tu email 👇

.

Llegados a este punto, 2 cosas:

Una. Puede que todo esto del storytelling te suene a cuento de niños y poco profesional. Aún así sigues aquí. Entonces…

Dos. Puedes descargarte mi miniebook que regalo a mis suscriptores donde te cuento lo que aprendí en el instituto haciendo el gilipollas gracias a un Backstreet Boy andaluz y cómo eso puede ayudarte a vender más si lo aplicas desde hoy.

Te tomará apenas 5 minutos en los que puedes reírte (o no), criticarme (de forma constructiva o demoledora) o insultarme (directamente o indirectamente).

¿Qué encontrarás en este librito en PDF?

.
Scroll Up