Cialdini, esto es pura dinamita

«¿Cómo no se me ha ocurrido antes?», se preguntó Robert Cialdini sorprendido.

Esas pilas y pilas de libros le estaban murmurando al oído algo revelador:

una técnica de comunicación que atrapaba al lector como una esponja el agua.

 

Se dispuso a probarla en sus clases con sus alumnos.

Y entonces le ocurrió algo.

Normalmente, unos 10 o 5 minutos antes de terminara la clase, muchos estudiantes se preparaban para irse. 

Lápices se guardaban,

cuadernos se cerraban

y mochilas se sellaban con cremalleras.

Pero ese día no pasó lo que normalmente.

 

La campana anunció el final de la clase.

Nadie movió ni un pelo.

Los alumnos tenían la mirada fija en lo que su profesor estaba diciendo.

Y ninguno de ellos dejaría que Cialdini abandonara la clase.

No.

No sin antes revelar la solución al rompecabezas que había planteado antes.

«¡Cialdini, esto es pura dinamita!» , pensó el profesor. 

 

Bueno.

Concretamente, en el módulo 2 y 6 de este curso vemos esta técnica tan efectiva y explosiva y, por supuesto, te explico cómo puedes aplicarla a tus historias con ejemplos reales.

Y no te voy a mentir. Esto no es fácil de hacer. 

A ver, es fácil, pero requiere práctica y paciencia.

Cualidades que tienen muy pocas personas y por eso muy pocas personas ganan dinero.

Es así.

 

Vale.

Para crear historias que despierten el bichito de la curiosidad, mira aquí:

Curso de storytelling disruptivo para generar ventas

Nuria León.

P.D. Y si te ha picado el bichito de la curiosidad a ti, ya sabes, arriba.

Scroll Up